×

Mensaje

Política de privacidad

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso .

Ver política de privacidad

Ha rechazado las cookies. Esta decisión se puede revertir.

 

Martes 22 de febrero de 2011

TIA LISI Y EL FÚTBOL

Mi tía Lisi es una señora que parece muy seria pero yo la quiero mucho porque siempre me cuenta cosas que me hacen sentir muy bien.

Yo me llamo Tru y tengo siete años, lo que más me gusta es jugar al fútbol.


El otro sábado fuí a casa de Tía Lisi, estaba algo enfadado porque no había metido ningún gol en el partido y esto es lo que sucedió:


- !Hola Tru, que contenta estoy de verte! dijo tía Lisi. Ummm, pero ¿qué te pasa?

- Tía Lisi, hoy no he metido ningún gol en el partido, y además un penalti que me hicieron lo tiró otro chico.

- !Ah¡, bueno.... entiendo. !Qué desastre¡. Ven conmigo Tru que te voy a contar una historia.

Hace mucho tiempo me presenté a un concurso para ver quien hacía el mejor bizcocho del pueblo. Ya sabes Tru que a mí me gusta mucho hacer bizcochos. Tenía que llevar huevos, harina, aceite, azúcar, un yogur y levadura.

Ese día se me pegaron las sábanas y fuí corriendo a la plaza donde teníamos que hacer el bizcocho, pero con las prisas me dejé la bolsa con los ingredientes en casa y no me daba tiempo a volver por ella.

Tampoco podía comprar porque era domingo y estaba todo cerrado. Yo pensé que lo tenía todo perdido y que no podría hacer el bizcocho.

De repente apareció mi amiga Lucía y le conté lo que me pasaba, ella me dijo que tenía huevos y azúcar, y que me los traía enseguida.

!Qué bien, pensé!, ya tengo dos ingredientes.

Ese día la suerte estaba conmigo porque vino Luis, otro amigo, y también le conté lo sucedido. El tenía el resto de los ingredientes y enseguida me los traía también.

Bueno, entre los tres hicimos el bizcocho que salió riquísimo, ganamos el premio y comieron todos los que quisieron.

Cuando volví a casa pensé en lo bien que me lo había pasado, en el premio que repartimos entre los tres y lo afortunada que era en haber encontrado a estos dos amigos ese día, porque si no hubiera sido por ellos no hubiera podido hacer nada.

- ¿Te ha gustado Tru?

Si, pero eso no me hace sentir mejor tía Lisi.

Verás, el fútbol es como un grupo de amigos, todos hacen algo y son necesarios para que se pueda jugar el partido, uno está en la portería, otros defienden, otros llevan el balón hasta el campo contrario y otros meten gol. Sin tu equipo no podrías jugar, lo mismo que tu equipo sin ti, por eso todos os necesitais, como yo necesité a mis amigos, si no hubiera sido por ellos no hubiese podido hacer el bizcocho, y si no lo hubiésemos hecho entre los tres no me lo habría pasado tan bien.

Creo Tru que lo que tienes que hacer es disfrutar jugando al fútbol con tus amigos, para que ellos disfruten igual jugando contigo, y que el logro es del equipo entero no de quien mete el gol. Si ganais lo hace el equipo. Por eso cada uno tiene que jugar lo mejor que pueda y disfrutar mucho con sus compañeros. El fútbol Tru es un deporte de equipo, en el que todos tienen la misma importancia y lo que te tiene que quedar al terminar el partido es la sensación de haber pasado un rato muy divertido jugando con tus amigos.

Cuando salí de la casa de Tía Lisi me sentía muy bien porque comprendí que habíamos hecho un gran partido y que yo había sido muy importante, como todos los demás. Da lo mismo que esta vez no hubiera metido ningún gol, lo metió otro compañero para todo el equipo.

Gracias tía Lisi, la dí dos besos y prometí no tardar mucho en volver.

 

Pilar Nieto

Subcategorías